ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Consejos para mantener adecuadamente un toldo

Consejos para mantener adecuadamente un toldo

Cómo maximizar la vida un toldo

Mantener un toldo impecable y con el mismo brillo que el primer día puede ser un trabajo difícil… o no.

Como profesionales dedicados a la instalación de toldos, sugerimos realizar un mantenimiento adecuado al toldo, así como a la tela para poder alargar su vida útil más de 20 años, manteniendo sus características originales de protección solar e integridad del color.


Consejos para el mantenimiento del toldo

Un toldo fijo o retráctil para el hogar puede proporcionar una comodidad y protección duraderas en el exterior durante muchos años. Pero con el tiempo, la suciedad y la mugre pueden acumularse en tu toldo, afectando su aspecto y rendimiento general.

Un toldo desgastado no sólo es poco atractivo, sino que también puede afectar negativamente a las piezas y materiales del toldo, limitando su funcionamiento y desintegrando los tejidos y los revestimientos protectores antes de tiempo.

Con un mantenimiento rutinario, puedes evitar el desgaste prematuro y los costes de reparación, alargando la vida útil de tu toldo y manteniendo tu casa o negocio con un aspecto impecable durante más tiempo.

Consejos para el mantenimiento del toldo

La exposición a diversos elementos, como la luz solar directa, los vientos fuertes y el exceso de humedad, puede afectar en gran medida a la calidad y eficacia de tu toldo. Para evitar daños y mantener tu toldo atractivo y operativo durante años, los propietarios deben realizar un mantenimiento regular del toldo al menos una vez al mes. Un mantenimiento relativamente básico, rápido de realizar y garantizará que tu toldo esté como nuevo:

  • Cepilla la suciedad y los residuos sueltos de la superficie del toldo
  • Utiliza una manguera para humedecer la superficie y eliminar las acumulaciones adicionales
  • Mezcla un detergente suave para lavavajilla con agua tibia y luego utiliza un cepillo de cerdas suaves para fregar las superficies y los materiales del toldo
  • Deja que la mezcla se impregne adecuadamente en el paño y luego aclara a fondo para eliminar el exceso de jabón
  • Deja que el toldo se seque completamente antes de intentar replegarlo

Para minimizar los esfuerzos de mantenimiento y limpieza, los propietarios deben ser proactivos en su rutina de cuidado. Los expertos en instalación de toldos profesionales recomiendan que los propietarios no dejen nunca sus toldos abiertos durante una tormenta, que eviten enrollar los toldos mojados para evitar el peligroso y antiestético crecimiento de moho, que recorten regularmente las ramas colgantes y que mantengan las piezas móviles bien lubricadas para reducir la acumulación de corrosión y asegurar un funcionamiento eficiente.

Cómo limpiar un toldo

Con la constante exposición al exterior, es común que se formen manchas resistentes en tu toldo, disminuyendo el aspecto y la calidad de sus materiales. Además de las limpiezas mensuales de rutina, los propietarios deben dedicar el tiempo para realizar una limpieza a fondo del toldo al menos una vez cada dos o tres años.

Con las prácticas de limpieza intensiva, podrás eliminar fácilmente las manchas más difíciles, como la savia de los árboles, los excrementos de los pájaros, el óxido, manchas o la aparición de moho.

Para limpiar correctamente tu toldo y eliminar las manchas difíciles, sigue estos pasos:

  • Mezcla una solución de una taza de lejía, un cuarto de taza de jabón suave y un galón de agua
  • Aplica la mezcla a las manchas difíciles y déjala en remojo durante al menos 15 minutos
  • Frota ligeramente la mancha con un cepillo de cerdas suaves
  • Aclara la zona por completo para eliminar el exceso de jabón
  • Deja que el toldo se seque completamente al aire libre antes de volver a abrirlo

Comprobar el desgaste

Es importante comprobar siempre el desgaste, especialmente si hay agujeros y moho. Al encontrarte algún daño, es importante reparar el toldo antes de guardarlo para el invierno.

Al notar signos de suciedad, será necesario limpiarlo y posiblemente recubrir la zona con un material resistente al agua y a las manchas.

Ten la seguridad de que, si no te sientes seguro de seguir estos pasos sin estropear tu toldo, siempre puede encargar su limpieza a un profesional.

Una empresa dedicada al sector puede ofrecerte servicios de limpieza profesionales que incluye la inspección, la limpieza, el tratamiento para las manchas, y la medición antes y después del tratamiento. También pueden modificar el tejido después de la limpieza profesional, ya que algunos pueden encoger o necesitar ser cosidos de nuevo después de este proceso.

Si la tela es demasiado vieja, también puede ser el momento de sustituirla.


Cuando replegar los toldos

Aunque los toldos pueden protegerte e incluso a parte de tu mobiliario interior de los efectos del sol, no ocurre lo mismo con otras condiciones meteorológicas.

Mantén tu toldo recogido durante los periodos de granizo, lluvia intensa y vientos, que pueden dañar el brazo e incluso la tela. Recuerda que un toldo no hace las veces de paraguas; debe estar recogido durante los periodos de lluvia. El agua de lluvia que se acumula en la tela puede dañar las fibras, incluso dejarlas deformadas de forma permanente.

Ten en cuenta que es poco probable que la garantía de un toldo cubra los daños causados por la exposición al viento, la lluvia, el granizo y otros fenómenos meteorológicos. Para cumplir con la garantía, es aconsejable replegar el toldo cuando no esté en uso y, sobre todo, cuando haya amenaza de tormenta u otras inclemencias del tiempo. Retraer el toldo al final de un día de uso es un buen hábito que hay que adquirir: si cae una tormenta mientras no hay nadie en casa, el toldo estará protegido.

Asegúrese de que la superficie del toldo esté libre de suciedad y residuos antes de replegarlo. Esto evitará que se produzcan daños por objetos que puedan quedar alojados en el cofre. NUNCA recoja un toldo que no esté completamente seco. Esto podría provocar la aparición de moho o incluso daños en la unidad motorizada si se abre cuando la tela se ha endurecido por el agua congelada.

4.8/5 - (25 votos)
Portal limpiezas

Equipo de editores y correctores de contenido de PORTAL LIMPIEZAS. Contenidos redactados por profesionales con alto valor informativo de acceso público y gratuito.

    Deja tu comentario

    Tu correo electrónico no será publicado.*

    cinco × 4 =

    PORTAL LIMPIEZAS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies