ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Poda de árboles: ¿Qué hay que saber antes de podar?

Poda de árboles: ¿Qué hay que saber antes de podar?

Consejos y consideraciones importantes acerca de la poda

La poda de árboles no es una tarea fácil, sobre todo porque requiere un cuidado extremo y el conocimiento de qué árboles necesitan ser podadas y cuáles se verían perjudicadas.

Por qué hay que podar

Según, Podas Manage, especialistas en poda de árboles Madrid, esta intervención es una de las tareas básicas y recurrentes en el jardín. Aunque la mayor parte de la poda suele realizarse en primavera, algunas especies de árboles y arbustos deben podarse antes de la llegada del invierno, para que se mantengan sanos, tupidos y puedan florecer y dar frutos al año siguiente.

La poda de árboles también refuerza el sistema radicular, ya que la planta puede centrarse en su propagación en lugar de nutrir las partes aéreas.

Sin embargo, es importante hacer la poda de la manera correcta y utilizar las herramientas adecuadas.

Si realizas la poda demasiado tarde, puedes debilitar la planta y reducir su resistencia. Recuerda que los brotes que no han tenido tiempo de cicatrizar también serán susceptibles de sufrir enfermedades y plagas.

Por ello, hay que ajustar el calendario y vigilar el tiempo para que la intervención no se lleve a cabo demasiado tarde o de forma demasiado radical.

Tras el corte, cada herida debe tratarse con una pomada hortícola con un agente antifúngico para prevenir la infección. Ten en cuenta que el otoño es una época delicada y, con el tiempo lluvioso, las plantas desprotegidas pueden infectarse con patógenos.

La poda de árboles debe realizarse en condiciones meteorológicas adecuadas. No debe llover durante el trabajo y la temperatura debe seguir siendo superior a 10º.


¿Qué árboles y arbustos hay que podar en el jardín?

La gran mayoría de los árboles y arbustos se podan justo antes del final del invierno o durante la primavera y el verano. Sin embargo, hay algunas plantas que pueden y deben podarse en otoño:

  • Árboles y arbustos de hoja caduca: Esto sólo se aplica a las plantas que se desprenden de sus hojas para el invierno. Este tratamiento los estimulará para que se arbusten y los hará más atractivos en primavera.
  • Grosellas: Son arbustos que entran en reposo muy rápidamente (todavía en agosto). La poda ya no estimula su crecimiento y no provoca su congelación, por lo que puede realizarse a lo largo del otoño.
  • Las frambuesas tardías (por ejemplo, la variedad Polka), que dan fruto de agosto a octubre. Las vides se podan después de la última cosecha, lo que puede ocurrir incluso en noviembre.

Precaución

  • No podes los árboles y arbustos de hoja perenne (incluidas las coníferas), ya que los brotes jóvenes no podrán endurecerse antes del invierno.
  • Evita podar los árboles frutales (a finales de agosto o principios de septiembre), las plantas delicadas y las de crecimiento lento, como las azaleas, los rododendros y el acónito.
  • Tampoco se lleva a cabo la poda de formación de los arbustos que florecen a principios de la primavera, como la forsitia, el dragón y las lavulas de arrastre tempranas.

¿Qué árboles y arbustos hay que podar en el jardín?


Poda sanitaria y correctiva

Es conveniente eliminar las ramas que obstruyen la luz del sol a las partes más jóvenes de la planta, así como las que crecen con demasiada densidad. También hay que prestar atención a las ramas que se rozan entre sí o crecen cruzadas, lo que puede dañar la corteza durante los días de viento y provocar una infección.

También hay que fijarse en los árboles jóvenes y asegurarse de que las copas no crecen doblemente, bifurcándose en forma de «V»; esta disposición podría hacer que el tronco se partiera por la mitad en el futuro.


Formación de setos

Durante este período, también puedes cuidar tu seto dándole forma a los arbustos y eliminando los brotes jóvenes que se congelen debido a las bajas temperaturas. Esto debería hacerse en octubre, o en noviembre a más tardar, si el tiempo lo permite.

En la mayoría de los setos se podan unos 10 cm, lo que refuerza las ramas y engrosa la planta. Algunas especies, como el tejo común o el boj, incluso responden muy bien a la poda fuerte. Sin embargo, asegúrese siempre de que la poda se realiza antes de que lleguen las primeras heladas, para que los tejidos tengan tiempo de curarse.


Consejos y consideraciones importantes

La poda de árboles es una tarea crucial para mantener la salud y la estética de tu jardín. Antes de emprender esta labor, es esencial conocer algunos aspectos clave para asegurar que la poda se realice de manera efectiva y beneficiosa para el árbol. Aquí te presento algunos puntos importantes que debes tener en cuenta antes de comenzar la poda:

Identificación de la especie: Antes de podar un árbol, es fundamental conocer su especie. Diferentes especies tienen necesidades y tolerancias distintas. Investiga las características específicas de tu árbol para garantizar una poda adecuada.

Época adecuada para poda: Cada especie de árbol tiene una época ideal para la poda. En general, la poda suele realizarse durante la temporada de dormancia, en invierno o a principios de primavera. Evita la poda excesiva durante la temporada de crecimiento activo.

Objetivos de la poda: Define claramente tus objetivos antes de comenzar la poda. ¿estás buscando dar forma al árbol, mejorar la salud, o reducir su tamaño? Establecer metas claras te ayudará a guiar el proceso de poda.

Herramientas adecuadas: Utiliza herramientas de poda de calidad y asegúrate de que estén afiladas y limpias. Herramientas desafiladas pueden dañar la corteza del árbol y aumentar el riesgo de enfermedades.

Eliminación de ramas muertas o enfermas: Retira primero las ramas muertas, enfermas o dañadas. Esto promoverá la salud general del árbol y reducirá el riesgo de enfermedades.

Técnicas de Poda: Aprende sobre las diferentes técnicas de poda, como la poda de limpieza, la poda de formación y la poda de reducción. Cada una tiene un propósito específico y contribuye a la salud y la forma adecuada del árbol.

No sobrepodar: Evita la sobrepoda, que es la eliminación excesiva de follaje. Un exceso de poda puede debilitar el árbol y hacerlo más susceptible a enfermedades e insectos.

Consideraciones de seguridad: La seguridad es primordial al podar árboles. Utiliza equipo de protección personal, como guantes y gafas, y asegúrate de que nadie se encuentre cerca del área de trabajo.

Contratación de profesionales: Para árboles grandes o trabajos complicados, considera la posibilidad de contratar a profesionales de la arboricultura. Ellos tienen experiencia y conocimientos para manejar situaciones más complejas.

Respeto por el árbol: Trata al árbol con respeto durante el proceso de poda. No retires más del 20-25% de la masa foliar total en una sola temporada para evitar estrés innecesario.

Siguiendo estos consejos y consideraciones, podrás abordar la poda de árboles de manera más informada y efectiva, fomentando la salud y la belleza de tus especímenes arbóreos.

4.9/5 - (57 votos)
Portal limpiezas

Equipo de editores y correctores de contenido de PORTAL LIMPIEZAS. Contenidos redactados por profesionales con alto valor informativo de acceso público y gratuito.

    Deja tu comentario

    Tu correo electrónico no será publicado.*

    4 × 4 =

    PORTAL LIMPIEZAS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies