ÚLTIMAS PUBLICACIONES

huella de carbono

Reducir huella de carbono

3 minutos de información gratuita

Ir al trabajo en coche, viajar en avión, imprimir un informe, encender las luces de casa… nuestras acciones más cotidianas implican la emisión diaria de gases de efecto invernadero (GEI). Si los sumamos todos, obtendríamos nuestra huella de carbono, que es una medida del impacto de nuestras actividades en el medio ambiente, en particular en el cambio climático.

 El análisis de la huella de carbono permite saber y decidir qué comprar o modificar hábitos y estilo de vida, en función de la cantidad de emisiones de CO2 generadas. Cada uno de nosotros tiene la oportunidad, a través de pequeños cambios en nuestros hábitos diarios, de ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y frenar el cambio climático … mientras ahorramos en las facturas de energía. Según Eurostat, en España el 18,5% de las emisiones de gases contaminantes son de origen nacional.

Hacer un informe aproximado de lo que estamos emitiendo nos ayudará a comenzar a tomar nuestras propias acciones al respecto. Como, por ejemplo, el uso de tecnologías de la información y la comunicación. Su uso puede ofrecer grandes beneficios y soluciones para mitigar el cambio climático, reducir la demanda de viajes, facilitar el acceso a los servicios sin requerir movimiento físico, a través del control remoto de instalaciones, teletrabajo, comercio electrónico, formación online, teleasistencia, etc. .

 Pasos tan simples como apagar y desconectar el estéreo, la televisión y la computadora cuando no están en uso pueden ahorrar 87.2 kilogramos de CO2 por año (el equivalente a plantar 4 árboles). Desenchufar el cargador móvil después de completar la carga ahorra 6 kilogramos de CO2 por año, según datos de la Asociación Europea de Operadores de Redes de Telecomunicaciones. Prestar especial atención a la función standby de los dispositivos, según un estudio del Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), el 1,6% del consumo eléctrico total español corresponde a esta luz de dispositivos. Colocar regletas de bornes con interruptor maestro permite desconectar muchos dispositivos eléctricos al mismo tiempo, de lo contrario probablemente los dejaríamos enchufados y consumiendo energía. Al comprar un producto, averiguar la energía consumida en el modo de espera también puede ser útil para elegir uno u otro.

Movilidad

Todos los días tenemos que viajar de casa al trabajo. La forma en que lideramos estos movimientos puede influir en el cambio climático. El transporte representa un consumo energético del 40% del total de energía consumida en España, se estima que en nuestro país el 50% de los viajes por ciudad se realizan en vehículos limpios y solo el 37% en transporte público. Usar el autobús para viajes cortos por la ciudad equivale a emitir un tercio de la de un automóvil de gasolina de tamaño mediano. Las emisiones de gases de efecto invernadero que generarás al ir y volver del trabajo pueden ser hasta cuatro veces menores si en lugar de viajar en coche lo haces en transporte público. También puedes optar por el carpooling, que consiste en compartir un único coche privado con otras personas que realizan trayectos similares al nuestro.

 Capacitación. Camina y usa la bicicleta. La distancia media a recorrer por las localidades es de unos 6 km, que se pueden recorrer en bicicleta, sobre todo si existe una buena red de carriles bici. Un ciclista evita la misma cantidad de emisiones de CO2 al año que genera un vuelo entre Barcelona y Madrid. Si, a pesar de todo, debes coger el coche, conduce de forma eficiente.

 El gas natural para vehículos es una alternativa real que nos permite mejorar la calidad del aire en nuestras ciudades, ya que reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno en más de un 85% y las partículas en casi un 100%. En suspensión, los principales contaminantes que afectan la salud humana, y en general, hasta el 20% de las emisiones de CO2, el principal gas de efecto invernadero.

Ojo a lo que reciclas y al termómetro

Toda actividad humana genera una gran cantidad de residuos, lo que se asocia a la emisión de gases de efecto invernadero. Además, muchos residuos tienen valor como materia prima para la obtención de nuevos productos, evitando así el consumo de recursos naturales. No usarlo también genera indirectamente emisiones de gases de efecto invernadero. Por este motivo, la clasificación de residuos orgánicos, vidrio, papel y cartón y otros envases en sus contenedores específicos ahorra importantes cantidades de energía y reduce las emisiones de estos gases.

Los datos sobre la situación del cambio climático en España muestran que el sector de los residuos aporta alrededor del 3% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. Reducir el consumo de productos no reciclables o no reparables en caso de avería, reducir la generación de envases y separar adecuadamente los residuos nos permitirá reducir nuestra huella de carbono. El documento merece una atención especial. El proceso de producción de papel está asociado a una gran cantidad de emisiones de CO2. Y no solo tenemos que tener en cuenta su producción, sino que, por cada árbol talado para producir papel, eliminamos una fuente de captura de CO2. Además, por cada mil kilos de papel enviados al vertedero, se emiten 77 kg de metano (es decir, 1,6 toneladas de CO2).

Si se utiliza papel reciclado, además de reducir la presión sobre los bosques, se consiguen importantes ahorros de energía (27%) y se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero (74%). Reciclar papel es una de las mejores y más sencillas formas de ser responsable con el medio ambiente, evita la tala de la masa forestal. El consumo de agua se reduce en un 85% y el de energía en un 65%. Los efluentes contaminantes se reducen en un 35%.

En climatización, debemos tener en cuenta que las diferencias de temperatura con el exterior por encima de los 12 ° C no son saludables, por lo que además de reducir las emisiones a la atmósfera, cuidarás tu salud. Cabe recordar que la temperatura óptima es de 21 ° C en invierno y 26 ° C en verano.

Cuando se trata de iluminación, existen varias opciones de iluminación de bajo consumo en el mercado, como bombillas de bajo voltaje o bombillas LED.

Equipo de editores y correctores de contenido de PORTAL LIMPIEZAS. Contenidos redactados por profesionales con alto valor informativo de acceso público y gratuito.

PORTAL LIMPIEZAS utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
Si continúas navegando das tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies